igualdad y equidad

¿Igualdad o equidad? ¿En realidad somos justos o son únicamente lindas palabras?

Igualdad y Equidad

Mucho se ha hablado acerca de este tema, y cada día no sabemos donde comienza el uno y donde el otro.

Luchamos por igualdad y la discriminación de género, pero cada día hasta de manera inconsciente todos en algún momento hacemos de menos a una persona.

La sociedad en muchos casos no premia a los mejores por sus capacidades intelectuales o físicas, sino más bien por su apariencia o por las “palancas” que puedan tener.

El concepto de igualdad en muchos casos es pisoteado una y otra vez por personas que de una u otra manera haces discriminación de género-

Por tal motivo hoy estaremos analizando los pros y contras de estas dos palabras que tanto están dando de qué hablar.

Así que, quédate conmigo hasta el final y déjame tu comentario acerca de esta temática.

¿Cuál es el significado de igualdad?

Según la RAE (Real Academia Española), define a la igualdad como:

“Conformidad de algo con otra cosa en naturaleza, forma, calidad o cantidad”.

Pero la pregunta es:

¿Es siempre buena la igualdad?

He aprendido que, todo en exceso jamás es bueno, todo debe tener una justa medida dependiendo también de los esfuerzos y necesidades de cada uno.

Niveles de igualdad en América latina

Según datos oficiales del FMI (Fondo Monetario Internacional), nos explica que América latina es una región de tremendos contrastes.

En el cual el segundo hombre más rico del planeta y el 5% de los millonarios, tienen sus residencias en nuestra Latinoamérica.

Lo que más nos sorprende, es el hecho que a diario se escucha pronunciar la palabra igualdad por parte de quienes nos gobiernan.

Entonces que podemos decir de las demás realidades, ¿será que todo es igual hasta en las injusticias?

¿Qué es la equidad?

La equidad por su parte es la cualidad que consiste en dar a cada uno lo que se merece en función de sus méritos o condiciones.

Aunque puedan parecer sinónimos (lo que muchos piensan) en realidad la equidad e igualdad son conceptos paralelos, pero con una diferencia muy marcada.

Si bien, como acabamos de ver la igualdad, procura dar, otorgar y repartir los beneficios por partes iguales a todos,

La equidad tiene como mira dar a cada uno según sus méritos y capacidades.

Pero el asunto aquí es: ¿hasta qué punto la equidad es justa y cuáles son los ejes que deberíamos considerar para que no sea tomada de la manera equivocada?

Este es un punto sumamente interesante.

Analicemos lo siguiente.

Igualdad o equidad de oportunidades

Se habla siempre de la brecha social que existen entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, reconociendo que en muchos casos la mujer gana menos que el varón.

En este punto, ¿qué sería lo mejor? ¿igualdad o equidad?

Si pusiéramos este caso en contexto y pretendiéramos ser igualitarios diríamos:

Los dos deben ganar el mismo sueldo no obstante uno de los dos sea más preparado o con mayor experiencia que el otro.

En pocas palabras, dejaríamos sin efecto la meritocracia y estaríamos haciendo un poco de discriminación y sub valorando el esfuerzo de quien trabajó más.

Por su parte si lo viéramos desde la óptica equitativa, tendríamos un resultado de esta índole:

Se comprobaría el nivel de estudios, experiencias, aptitudes para sobre esos parámetros poder recompensar a quien más se lo merece.

Nacer con privilegios vs nacer con lo justo

Dos corrientes muy fuertes, son de aquellos que luchan por la igualdad social vs quienes defienden las “brechas naturales”.

Entremos un poco en contexto para hablar de este tema.

Según estudios del Banco Mundial, realizados el pasado diciembre muestra que los primeros cinco países en el ranking de la desigualdad son africanos, seguidos por 5 latinoamericanos.

Entre los 14 más desiguales a nivel global figuran

  • Honduras (6)
  • Colombia (7)
  • Brasil (8)
  • Guatemala (9)
  • Panamá (10)
  • Chile (14)

Ahora imaginemos dos tipos de hogares en los cuales viven niños de la misma edad y ambas familias desean la igualdad de oportunidades para que puedan estudiar.

La brecha económica es un punto crucial para el futuro de estos dos niños que cuentan con sus dos manos, piernas, cabeza.

Son iguales, pero ¿esto importa al sistema?

O el que más posibilidades posee, tiene más derecho sobre el que vive el día a día.

¿Es normal que la falta de dinero sea un detonante para la falta de oportunidades?.

Si tuviéramos que elegir entre ser equitativos o igualitarios ¿Cuál elegiríamos?

¿Hemos hablado de las capacidades que ambos tienen?

Es un tema tan complicado y que se presta a tantos debates sobre si un país deba ser más igualitario que otro.

Ya hemos visto casos como el de Venezuela en el cual se pretende que todos tengan todo por igual.

Lo que ha desatado una crisis que viene de años viene golpeando esta nación.

¿Qué haría que hiciera que esta ecuación tuviera éxito?

Maquiavelo habla acerca del espíritu egoísta y se pronuncia de la siguiente manera:

 “La naturaleza humana es fundamentalmente egoísta”

Deberíamos tener conciencia social, ayudar a quien lo necesita sin caer en el paternalismo y escudar la falta de esfuerzo de algunos que desean tener lo mismo no haciendo nada.

La igualdad no siempre será sinónimo de justicia ni la equidad base para el desarrollo.

Lo que haría en verdad cambiar las cosas, es la capacidad de tener amor, consideración y respeto por los límites de cada uno.

Todo en esta vida tiene reglas y hay que aprenderlas.

Saber hasta donde puedo llegar sin dañar a los demás.

Me encantaría saber qué opinas acerca de este tema y si deseas tener más material de valor por favor ve hacia mi blog allí encontrarás más contenido para ti.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x